Subir

Las cuerdas de los niños y jóvenes deslumbraron en el concierto de la Orquesta Juvenil e Infantil de Vitacura

Las cuerdas de los niños y jóvenes deslumbraron en el concierto de la Orquesta Juvenil e Infantil de Vitacura

21 de diciembre de 2021

La Orquesta Juvenil e Infantil de Vitacura presentó su acto de fin de año con un quinteto de cuerdas enmarcado en un repertorio de música chilena e internacional.

El pasado 20 de diciembre, la Orquesta Juvenil e Infantil de Vitacura realizó un concierto de música nacional e internacional con un quinteto de cuerdas acompañados de sus profesores, quienes finalizaron con una selección de villancicos.

Entre las piezas musicales, sonaron las enérgicas composiciones Palladio de Karl Jenkins y Libertango de Astor Piazzola, un manifiesto estético-musical del compositor que creó el “Tango nuevo”, una corriente que buscaba la libertad creativa respecto al tango tradicional.

El concierto tuvo lugar en la Sala Vitacura (Av. Bicentenario 3800) a las 19:30 horas, con un aforo limitado a los padres, tutores y familiares de los y las músicas que se prepararon durante todo el año para sorprenderlos con su armonía y talento.

Fue una noche de mucha alegría y con una especial sensación de terminar un ciclo que ha sido difícil debido a la pandemia, que obligó a volcarse casi por completo a la virtualidad e ir ajustándose a las medidas sanitarias. Sin embargo, pudieron avanzar haciendo uso de su perseverancia, compromiso y responsabilidad, habilidades transversales en la enseñanza instrumental que se les inculca a todos los alumnos y alumnas.

Pues el mensaje principal de esta presentación, en palabras de Felipe Vieytes, director de la Orquesta Juvenil e Infantil de Vitacura fue “que la disciplina, el cariño por lo que uno hace, el compromiso que uno tiene con un grupo humano es primordial para lograr hacer las cosas”.

En la misma línea, la orquesta este año estrenó cuatro obras de compositoras y compositores chilenos debido a que el conjunto quiere “ser una orquesta que toque música de compositores y compositoras chilenas que estén vivas, que uno los pueda visitar, que los pueda llamar por Zoom, porque, además de la práctica instrumental, estamos tratando de abrir los horizontes de los niños. Porque nosotros no sabemos si en un futuro quiere ser un compositor, un director de orquesta o simplemente una persona que aprecia y valora estos oficios y profesiones. Este fue nuestro segundo mensaje”, explicó Vieytes.

Pero a la Orquesta Juvenil e Infantil de Vitacura aún le quedan desafíos que enfrentar, pues su próxima meta es poder entregar más conciertos para poder ser reconocidos como una institución que trabaja seriamente, que año a año y mes a mes sigue mejorando.

Sobre el proyecto

La Orquesta Juvenil e Infantil de Vitacura se formó en junio de 2020 en modalidad remota con el objetivo de formar un grupo humano que se desarrolle en torno a la música de calidad, entregando herramientas para el desarrollo técnico, artístico y social de sus integrantes y, en la misma línea, busca acercar la música a la comunidad y generar intercambios culturales con otras orquestas de la región y el país.

Al forjarse durante el primer año de la pandemia, la orquesta fue un aporte a la tranquilidad mental de los niños y niñas participantes dentro de la situación de estrés a nivel global. “El hecho de aprender un instrumento nuevo, de conocer compañeros nuevos fue super gratificante. Lo transmitieron los papás y uno también lo puede observar en ellos. Este es y era un espacio donde son escuchados, donde tienes un amigo que además te está enseñando”, contó el director de la orquesta.

Sin embargo, el camino no fue fácil, no obstante, como relata Felipe Vieytes, “fue un bonito desafío, los profesores, adquirimos un montón de herramientas nuevas que nos permitieron lograr darle la confianza al niño para afinar su instrumento y que no le tenga miedo a mover la clavija y que se corte una cuerda, que pasó muchas veces (…). Ahí uno se da cuenta que, como adulto y como profesor, muchas veces piensa que los niños no pueden hacer ciertas cosas y dentro de mi metodología siempre he pensado que eso es un error y con este año, se reafirmó ese pensamiento. Está pésimo subestimar a los niños en ese sentido, son capaces de todo”, afirmó.

Pues la Orquesta Infantil la componen niños y niñas de 7 a 12 años, mientras que la Orquesta Juvenil está formada por jóvenes de entre 13 y 24 años y, si bien, ingresan con conocimientos básicos previos, se preparan musicalmente dentro del taller de manera integral.

El método de enseñanza, que se separa en niveles básico, intermedio y avanzado, constó de tres clases a la semana sobre el instrumento escogido, teoría y solfeo, y práctica orquestal.

Los instrumentos que componen las orquestas son la viola, el violoncello, el violín y el contrabajo y su repertorio abarca desde el período barroco al contemporáneo, pasando por clásicos universales, latinoamericanos y destacados compositores chilenos.  Esperamos que el próximo año sigan sorprendiendo con su interpretación y desarrollo a toda la comunidad de Vitacura.

Más noticias

Noticia Actualidad

13 junio 2022

Vitacura estrena su Bibliomoto: el primer reparto sustentable de libros de la comuna

La iniciativa es posible gracias a la alianza entre la Corporación Cultural y Migrante, y se sumará a los múltiples […]

Noticia Actualidad

3 junio 2022

Dos alumnas de Vitaclub protagonizan inédito lanzamiento de libros en Sala Vitacura

Celeste Jérez, autora de “Dos por cuatro: Olimpia y su familia”; y Orietta Igea de la Jara, artífice de “La […]

Noticia Actualidad

18 mayo 2022

Integrantes de Organizaciones Comunitarias visitaron la casona Santa Rosa

Como una forma de mantener activos los espacios culturales, Vitavecino invitó a socios de las organizaciones comunitarias de Vitacura a […]